Elija el país o región del cuál quiere ver el contenido específico de acuerdo a su ubicación

Continuar

Monlau Motul Endurance Race, el mayor proyecto de fin de estudios de una escuela de mecánica de competición

05.07.2022

Los alumnos del último curso de Mecánica de Competición de Motociclismo rubricaron todo el aprendizaje adquirido en su paso por la escuela barcelonesa en una carrera de resistencia de 4 horas celebrada en el circuito de Calafat

El evento, creado exclusivamente para someter a un último examen los conocimientos y habilidades de los estudiantes, empezó a prepararse hace meses y movilizó a 150 personas, un esfuerzo ingente para una actividad docente sin comparación.

Un total de 18 pilotos repartidos en equipos de dos se alternaron al manillar de las nueve Honda CBR600RR preparadas previamente en las aulas-taller de la escuela por los futuros mecánicos de competición.

El triunfo fue para el Team Donald Ducks, que realizó 130 vueltas al trazado tarraconense y demostró ser la formación más efectiva en boxes con su estrategia ganadora. El GT Team, segundo, y el Ionela Racing Team, tercero, completaron el podio. 

Creo que no hay ninguna escuela en el mundo que organice su propia competición. Es un evento único que los alumnos agradecen enormemente, porque es un examen final para ellos en el que ponen su máxima ilusión y pasión, así como todo lo que han aprendido durante los dos o tres años de formación”, asegura Jaime Serrano, Director General de Monlau Motul Technical School.

Los alumnos del último curso de Mecánica de Competición de Motociclismo rubricaron todo el aprendizaje adquirido en su paso por la escuela barcelonesa en una carrera de resistencia de 4 horas celebrada en el circuito de Calafat

La Monlau Motul Endurance Race volvió a ser un éxito a todos los niveles. En su cuarta edición, los estudiantes del último curso de Mecánica de Competición de Motociclismo del centro barcelonés fueron los protagonistas de una auténtica carrera de resistencia de cuatro horas organizada en el circuito de Calafat únicamente con fines docentes. Convertida en proyecto final de sus estudios, para los alumnos significó poner a prueba los conocimientos adquiridos en su formación en Monlau Motul Technical School como mecánicos especializados de motorsport.

Para ellos, esta prueba comenzó meses atrás, cuando en las aulas-taller del centro empezaron a preparar y a poner a punto cada una de las nueve Honda CBR600RR que después saltarían al asfalto. Ya en el trazado tarraconense, el 21 y 22 de junio se convirtieron en el centro de atención, más allá de los adelantamientos que protagonizaron los pilotos en la pista, dado que se ocuparon de la asistencia técnica, el setup, la logística, las operaciones de refueling e, incluso, de la estrategia. Un examen en toda regla de lo que a partir de ahora será para muchos de ellos su día a día profesional, una vez ya graduados.

La Monlau Motul Endurance Race es una carrera única en el mundo; un evento de gran magnitud que este año movilizó a más de 150 personas, y que se disputó bajo la reglamentación de resistencia de la FIM, con una vocación puramente académica. Según el reglamento adaptado ad-hoc, los nueve equipos participantes estuvieron obligados a realizar seis mandatory pit stop (paradas obligatorias a boxes), con la finalidad de resaltar al máximo el trabajo de los jóvenes mecánicos. Ahí su habilidad y capacidad de gestionar la presión y las circunstancias fueron algunas de las claves que determinaron el resultado final.

Monlau Motul Endurance Race, el mayor proyecto de fin de estudios de una escuela de mecánica de competición

La acción en pista fue espectacular, si bien en esta prueba tiene una importancia relativa respecto al trabajo de los equipos en el pit-lane. Pero como en toda carrera, hubo ganadores y, en este caso, el primero en cruzar la bandera a cuadros, tras cuatro horas de competición, fue el Team Donald Ducks, que completó 130 vueltas al circuito de Calafat. Su Honda CBR600RR con el dorsal 23 estuvo pilotada por Jacopo Cretaro y Oscar Pena en una formación encabezada por Guillem Avventurato, que guio a la perfección hacia la victoria a sus compañeros Francesc Asensio, Lluís Sistac, Kim Baert y Didac Acedo.

En una prueba donde el paso por boxes y la estrategia fueron determinantes para poner en valor los conocimientos de los alumnos de mecánica de la Monlau Motul Technical School, la igualdad entre participantes fue máxima. Prueba de ello es que los segundos clasificados, el GT Team, finalizaron la prueba en la misma vuelta de los vencedores, tras el gran trabajo conjunto de Antonio González, en las funciones de jefe de equipo, y sus compañeros Lucas Nieto, Luis Martín, Raquel Martínez y Joan Monllau, y el de sus dos pilotos, Raúl Jara y Daniel Devahive. El tercer escalón del podio, a tan sólo dos vueltas de los vencedores, fue para el Ionela Racing Team, con Kev Coghlan y Ramón Basomba de pilotos a lomos de la Honda CBR600RR número 99.

Precisamente, este equipo capitaneado por Daniela Ionela y formado por Fernando Ribera, Carlos Fluxá, Gonzalo Uccelli y Ferran Abella fue el más rápido en la ejecución de un mandatory pit stop al completar uno de sus seis pasos por boxes en tan sólo 3 minutos y 39 segundos. ¡Espectacular! 

Monlau Motul Endurance Race, el mayor proyecto de fin de estudios de una escuela de mecánica de competición

En esta línea de búsqueda de la excelencia en el trabajo, el Gost Racing Team liderado por Javier Ojanguren junto con Bernat Palomé, Joaquim Planas, Ignasi Busquets y Nekane Muros fue premiado con el Método Monlau Motul, que reconoce todo el trabajo del equipo en la preparación de la carrera en las aulas-taller, así como en el montaje de la motocicleta y todos los aspectos técnicos del proyecto que llevaron a cabo antes y durante de la Monlau Motul Endurance Race 2022. 

En Motul estamos muy orgullosos de poder acompañar a futuros ingenieros y mecánicos en este proyecto que ha puesto el broche de oro a su curso”, comenta Sandra Iniesta, Marketing Manager de Motul Ibérica. “La cuarta edición de Monlau Motul Endurance Race fue una experiencia única para todos los alumnos donde pusieron en práctica todo lo aprendido. Durante las dos jornadas palpamos la profesionalidad de la escuela, la implicación de los pilotos en ayudar a fomentar un proyecto basado en la formación de los alumnos y su evaluación al mismo tiempo, y donde la importancia de subir al podio no es del piloto, sino del equipo completo. Esto es posible gracias a los valores que Monlau imparte y que también son compartidos con Motul como la pasión, la excelencia, la constancia y el trabajo en equipo. Fue muy emocionante ver cómo las jóvenes promesas trabajaron para desarrollar su máximo potencial”.

Jaime Serrano, Director General de Monlau Motul Technical School, asegura que “como escuela de referencia y pionera que somos, la Monlau Motul Endurance Race es donde realmente marcamos la diferencia. Creo que no hay ninguna escuela en el mundo que organice su propia competición con 18 pilotos, nueve motos y más de 150 personas involucradas. Es un evento único que los alumnos agradecen enormemente, porque es un examen final para ellos en el que ponen su máxima ilusión y pasión, así como todo lo que han aprendido durante los dos o tres años de formación para hacer realidad lo que será su futuro profesional”.

Monlau Motul Endurance Race, el mayor proyecto de fin de estudios de una escuela de mecánica de competición

Guillem Avventurato, jefe del equipo vencedor, explica así cómo vivió la experiencia: “es una prueba durísima, en la que tenemos mucha presión y que es el reflejo de tu trabajo en el día a día. Es una vivencia brutal, ya que tienes que pensar en todo lo que te puede pasar a lo largo de una carrera de cuatro horas. Al final, todo salió bien, pese a que empezamos con algunos problemas en los entrenamientos libres. Sin duda, la clave del triunfo fueron en los mandatory pit stop y la estrategia”. 

Después de una nueva exitosa edición, los responsables de la Monlau Motul Technical School ya piensan en el próximo curso, donde los alumnos de Mecánica de Competición de Motociclismo que pasen de primero a segundo vivirán su último año de estudios. Al igual que sus predecesores, todos ellos disfrutarán de un anticipo real de lo que será su profesión en la próxima edición de la Monlau Motul Endurance Race.