Cultura Corporativa de Calidad

DE LA CALIDAD DEL PRODUCTO A UN SISTEMA DE GESTIÓN DE CALIDAD

La cultura de producto de Motul, profundamente arraigada en su historia a través de una investigación constante para conseguir los lubricantes más innovadores, eficaces y con mejores resultados, ha llevado de forma natural a la empresa a adoptar los principios de un sistema de gestión de calidad.

La organización creada permite que se puedan cumplir e incluso anticipar las expectativas de los clientes, adoptando un enfoque estructurado y pragmático para conseguir la máxima eficacia, cumpliendo al mismo tiempo los requisitos de las referencias de calidad reconocidas internacionalmente. Motul cuenta con las certificaciones ISO 9001:2008, ISO 14001:2004 y TS16949:2009.

Organización por macro-procesos

Motul ha construido una organización orientada al cliente y basada en los 6 macro-procesos de la empresa.

Esta organización adaptada a las ambiciones de desarrollo internacional del Grupo, favorece la creación de redes y optimiza los plazos de entrega y la calidad de los desarrollos y productos.

Prestando atención a clientes y mercados

Todo el personal de la empresa, a todos los niveles, comparte la cultura de Motul basada en los valores de tecnología punta, experiencia, autenticidad y compromiso, comunicando su orgullo de pertenecer al Grupo y con un agudo sentido de la satisfacción del cliente y respeto por los socios.

Para mantener su liderazgo y un lugar especial en los altamente competitivos y cambiantes mercados, Motul ha desarrollado e implementado instrumentos específicos, dedicando recursos a escuchar a los clientes, prestar atención a las necesidades del mercado, garantizar la vigilancia tecnológica o intercambiar información dentro del Grupo, especialmente a través de sus Centros de Excelencia.

Confianza mutua con los socios

Gracias a las relaciones de confianza creadas a lo largo del tiempo, Motul ha completado su organización favoreciendo lazos de colaboración con proveedores y suministradores de servicios, quienes comparten sus experiencias y conocimientos técnicos dentro de la estructura de proyectos específicos o simplemente en el trabajo diario.

El Grupo Motul selecciona a sus proveedores mediante una aprobación formal para asegurarse de que cumplen los parámetros de calidad establecidos para sí mismos y, en casos más críticos, para confirmar que desarrollan sus procesos y sistemas para garantizar los resultados esperados.

El Grupo mantiene relaciones a largo plazo con sus socios, lo que permite a los equipos centrarse en los puntos más importantes: proporcionar a los usuarios finales soluciones y productos de valor añadido.

Certificado con los parámetros de calidad más exigentes

Ya en la década de los 80, Motul estaba implicada en el proceso de formalización de los requisitos de calidad mediante certificaciones nacionales, como las del British Standards Institution.

Los modelos internacionales de garantía de calidad se convirtieron pronto en vitales para la empresa, además de en un activo.

Como socio cercano de la industria del automóvil, Motul implementa los exigentes parámetros de calidad de los principales OEM. Obtuvo su primer EAQF* ya en febrero de 1990, después el certificado ISO 9001* en junio de 1996, el QS 9000* en octubre de 1999, el ISO TS 16949* en junio de 2002 y el ISO 14001 en junio de 2014.

Estas certificaciones se mantienen y verifican semestralmente por una organización internacional de primer nivel (Lloyds Register Quality Assurance Limited - LRQA) y renovadas cada tres años. (*) EAQF: Referencia de calidad de los OEM europeos QS 9000: Referencia de calidad de los OEM americanos TS 16949: Referente internacional que armoniza los requisitos de todos los OEM. ISO 14001: Norma internacional que establece los criterios para un sistema de gestión medioambiental

Dominio de la formulación

La alta calidad y el excelente rendimiento de los productos Motul han sido reconocidos durante muchos años.

Este éxito se basa en el dominio de sus procesos de producción, desarrollo y producción.

No solo se han hecho importantes inversiones para mantener los laboratorios y su planta de producción a un alto y creciente nivel de rendimiento, sino que también se someten los productos Motul a estrictos controles en cada etapa de su ciclo de vida, desde su formulación y durante las distintas fases de producción.

Por lo tanto, los productos se verifican durante la formulación, mezcla y envasado. Además se toman muestras regularmente y se analizan en todas las etapas de su difusión (almacenamiento, distribución y puntos de venta).

Seguimiento total de los productos

Para garantizar la seguridad del producto, un sistema de seguimiento total y reversible cubre las diferentes etapas de producción y distribución.

Se registran los resultados de cada inspección, de modo que se pueden consultar en cualquier momento.

Cada embalaje incluye una codificación precisa, de modo que se pueda realizar un seguimiento de los productos, permitiendo conocer las fechas, la localización y las condiciones de producción rápidamente.

Fiabilidad por encima de todo

Se conservan miles de muestras de las referencias producidas para seguir las alteraciones de calidad con el paso de tiempo y para poder responder a posibles preguntas futuras.

Esta inspección garantiza la máxima calidad de los productos y mejora de forma permanente los procesos y las formulaciones.

También es una forma de tener en cuenta los cambios en las limitaciones del mercado, como nuevos comportamientos o necesidades de los usuarios.

© 2017 Motul

Cambiar país